Víctor Manuelle no quiere quedarse atrás

El cantante vuelve a unirse a exponentes de música urbana en su nuevo repertorio “25/7”.

Todavía se le conoce como “El Sonero de la Juventud”, pero tocando a la puerta de los 50 años de edad, el cantante Víctor Manuelle reconoce que hay un público que va creciendo sin conocerlo.

Para llegar a esa población de jóvenes, y con el objetivo claro de alargarle la vida a la música que le apasiona, hace varios años este artista comenzó a unir su voz a los intérpretes del reguetón y hasta del trap.

La nueva producción del salsero, 25/7, que estará en las tiendas y plataformas digitales desde este viernes, incluye colaboraciones con Bad Bunny en Mala y peligrosa, Farruko en Amarte duro e Imagina con Yandel.

“Hay una generación joven que no está creciendo en el género de la salsa; la forma más atractiva para llegarle a ellos es unirme a los intérpretes de su generación”, dijo quien en el pasado se unió a Tego Calderón, Jowell & Randy, Yomo y Tito “El Bambino”, entre otros artistas urbanos.

El cruce siempre ha sido hacia su lado, la salsa, pero, ¿aceptaría, por ejemplo, cantar trap?

“Tendría que analizarlo, porque si no está dentro de los parámetros del lenguaje que yo puedo interpretar, pues tendría que buscarle la vuelta o definitivamente paso, pero no porque tenga algo en contra del género, porque creo que he sido el salsero que más ha colaborado con lo urbano en la historia”, afirmó.

Víctor Manuelle dedicó los últimos dos años y medio a crear un repertorio representativo de sus 25 años en la música, y eso incluye desde el estilo de salsa romántica que marcó con éxitos como Dile a ella, Se me rompe el alma y Tengo ganas, hasta el sonido clásico que conoció de sus maestros en el género.

Además de las colaboraciones urbanas, el repertorio de su nuevo trabajo reúne a grandes nombres de la música popular: Gilberto Santa Rosa en Salsa pa’ olvidar las penas; Glenn Monroig en Me enteré de tu boda y Juan Luis Guerra en Quiero tiempo.

“Por ser una producción tan importante, era mi prioridad que definiera toda la evolución musical que he tenido por 25 años, las cosas que me he atrevido a hacer y las cosas que no había hecho, pero era el momento de hacerlas”, apuntó.

Es un álbum, del sello Sony Music, con el que el artista complace muchos de los deseos que persiguió por largo tiempo, como fue grabar con el laureado cantautor dominicano Juan Luis Guerra y grabar con el sistema análogo antiguo. Lo hizo con Cuando me escuchen, una composición propia “para los salseros de la mata”.

“Fue bien lindo para los músicos que hacía tiempo no grababan así y había una generación de músicos que nunca había grabado así”, comentó.

Víctor Manuel Ruiz Velázquez, nombre de pila del salsero, reconoce que lo mejor de sus dos décadas y media viviendo de su talento es la fanaticada y el respeto de sus colegas en la música.

“Sin fanáticos la música no trasciende”, afirmó el cantante. “Uno tiene que ser bien agradecido y estos 25 años te dan una madurez para poder disfrutarlo de otra manera. Es como si estuviera empezando con un disco nuevo y el que respondan a mi llamado significa que hay un respeto mutuo (entre los pares)”.

“La música en algún momento dado la vamos a dejar de hacer, ya sea porque no pueda cantar más o porque me retire, pero el legado se queda ahí y eso es lo que he podido ver, que si mañana dejara de cantar, hay unas cosas de Víctor Manuelle que van a quedar ahí”.

La producción 25/7 entrará a las tiendas de discos tradicionales y digitales desde este viernes, 23 de marzo. La gira de conciertos tomará fuerza el próximo mes cuando visite Ecuador, Colombia y República Dominicana. En Puerto Rico se presentará a finales de este año o iniciando el 2019.

¿Quiénes están? 

El nuevo álbum de Víctor Manuelle, 25/7, cuenta con una variedad de colaboraciones que enriquecen el repertorio.

Juan Luis Guerra, Quiero tiempo
Gilberto Santa Rosa, Salsa pa’ olvidar las penas
Glenn Monroig, Me enteré de tu boda
Farruko, Amarte duro
Yandel, Imagina
Bad Bunny, Mala y peligrosa

En paz

Víctor Manuelle pasó la tristeza repentina que despierta la pérdida de un ser querido, en su caso el fallecimiento de su padre, Víctor Ruiz, y ahora queda en él la tranquilidad de haber cumplido como hijo y de haber gozado el privilegio de tenerlo.

“Ha sido para nosotros un proceso fuerte por la parte física, pero súper agradecidos con papá Dios, siempre lo hemos visto así”, expresó sobre la pérdida de su progenitor el pasado enero a causa de complicaciones relacionadas a la enfermedad de Alzheimer.

“Siempre me pongo en la perspectiva de otros ejemplos. Tengo amigos que su papá se murió cuando ellos tenían un año, así que yo no me puedo quejar. Lo disfruté muchísimo, todo el mundo lo sabe. Tuve mucha afinidad con papi y en realidad toda la familia está tranquila”.

En los próximos días, el salsero anunciará la fecha de la nueva edición de la caminata Camina por tu héroe, a beneficio del programa De Frente al Alzheimer, Inc.

Fuente: PrimeraHora

You May Also Like