Los Van Van llegan con “el tren de la alegría”

los_van_van

La agrupación musical cubana trae su inconfundible sonido a Miami, al mismo tiempo que mira con optimismo el futuro de los cubanos.

La orquesta Los Van Van es como el tabaco, el ron o la caña, una insignia que suena a Cuba y que regresa a Miami para presentarse el próximo 29 de agosto en el James L Knight Center, con las canciones que por décadas han tocado la vida cotidiana de los cubanos.

De hecho, esta agrupación es capaz de movilizar hasta la más tímida de las audiencias, desde la Ópera de Sídney, en Australia, hasta el Tokyo Jazz Festival, donde pusieron a bailar a 5.000 japoneses vestidos de traje y corbata.

Pero esta vez el Tren de la alegría rueda en Miami sin la presencia de su mítico fundador, Juan Formell. Es un vacío que se siente en sus integrantes y en su hijo Samuel, percusionista y director de la orquesta, con quien resulta imposible dejar de hablar de la pérdida y el legado del avezado músico cubano.

“Mi padre dejó la misión y los consejos. Él nos enseñó y nos preparó para este momento. Fue un hombre muy inteligente. Su despedida nos tomó por sorpresa, no esperaba que ocurriera. No estaba escrito… pero pasó. Tranquilo él está y nos sigue guiando”, manifestó Samuel en entrevista con DIARIO LAS AMÉRICAS.

Los integrantes de la orquesta coinciden en que hay agrupación Los Van Van para una eternidad, y con la alegría y entusiasmo que los caracteriza aseguran que continuarán demoliendo barreras culturales. Es por eso que lejos de dormirse en los laureles de los éxitos pasados, regresan con el nuevo disco La fantasía.

El factor Miami

“Ser un van van es ser un buen cubano”, dijo Juan Formell. Y para sus músicos esta frase representa un compromiso con la identidad de su país y con su gente, pero si hablamos de identidad cubana resulta imposible dejar de preguntar a sus integrantes por política y el deshielo entre Cuba y Estados Unidos.

“Miami ha cambiado. Ya no hay que estar con la presión que teníamos en los años 90. Que no se sabía ni qué decir. Ahora veo una ciudad floreciente y con una generación nueva. Se siente un Miami más tranquilo”, confesó Roberto Hernández, alias Robertón.

“Sin duda se ha transformado mucho la ciudad y la mentalidad de la gente. Sentimos que las puertas están más abiertas para nosotros. Se dieron cuenta que lo que hacemos es arte y que venimos a traer nuestra música popular cubana que es bailable, que no le molesta a nadie y que lo que entrega es alegría y felicidad”, agregó Samuel, recordando la polémica presentación de la banda en el Miami Arena el año 1999.

Sobre la presentación

“Que la gente baile y olvide las penas”. Esta la razón primordial del concierto que Los Van Van traen a la Ciudad del Sol. Un show en el que adelantaron que el criollismo y la ‘cubanía’ que los ha caracterizado desde su creación en 1969 estarán muy presente.

“Qué bolá, qué bolón, ya estoy aquí”, tarareó durante la entrevista Abdel Rasalps (Lele), vocalista de la banda, para destacar que la picardía y lo popular son ingredientes fundamentales en las letras de la agrupación. Otro legado de Juan Formell que se manifiesta en la calidez de sus miembros.

“La clave de que sigamos unidos después de 45 años es decir la verdad. Ser sinceros con nosotros y con el público. Juan Formell nos dejó pautas que perdurarán por generaciones y generaciones.  Pautas que nos ayudan a mantener nuestro estilo y nuestro sello musical tan característico. Entonces hay que ser fieles a ese legado. Hay que defenderlo y cuidarlo”, añadió Roberto, quien reconoció que a pesar de la nostalgia que acompañará el  homenaje continuo a Formell, la noche será de celebración.

Con fe en el futuro

Los Van Van parecieran haber dejado de lado cualquier aspiración que les pudiera sumar un reconocimiento de la industria musical, más allá de los que ya poseen.

¿Por qué no se presentan frecuentemente en los Grammy o en los Premios Billboard?

“Muchas veces existió la invitación pero nos negaron la visa para venir”, aseguró Samuel Formell, agregando que a pesar de no contar con grandes disqueras que les ayuden a publicitar su trabajo, nunca han dejado de mantenerse como los primeros en el corazón de la gente.

“[Más que un Grammy], el cariño de la gente es el mayor reconocimiento”, dijo Yenisel Valdés (Yenny), confesando que por eso la necesidad de trabajar para ellos es casi patológica. “No sabemos vivir sin esto”, dijo.

Por otra parte, Samuel y el resto de la banda miran con optimismo el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y EEUU, y anhelan que las puertas puedan abrirse más para ellos y para todos los artistas cubanos: “Nuestra música nunca contó con el apoyo de una disquera transnacional y aun así pudimos mantenernos siempre en los primeros lugares. Con esta apertura económica tengo fe en que muchas de las restricciones que existen se superen, y la música cubana pueda expandirse y promocionarse con más fuerza en todas parte del mundo”.

Los Van Van se presentan en el James L. Knight Center, el 29 de agosto, a las 8 p.m. Entradas disponibles en la taquilla del auditorio o Ticketmaster.

Fuente: Diario Las América

You May Also Like

WhatsApp chat