Jerry Rivera solo quiere divertirse…

jerryriveraault

La “cara de niño” del cantante puertorriqueño Jerry Rivera lo acercó a un grupo de jóvenes que, para los años 90, le huía al sonido de la salsa gorda.

Pero, más que su rostro y su juventud, este intérprete conquistó y sigue conquistando multitudes con su salsa romántica que hoy también nutre con el género del pop.

El vocalista admitió que cuando salió a la escena musical con el disco Empezando a vivir (1989) muchos músicos y fanáticos criticaron su estilo romántico. No era que estaba innovando, porque exponentes como Eddie Santiago caminaron ese terreno antes que él, pero su música estaba apelando a los adolescentes. Ya lo decía su papá Edwin Rivera, que sería “el Menudo de la salsa”.

“El éxito jamás lo imaginé ni lo esperé. Todavía digo que no merezco tanto. Quien acertó fue mi viejo. Yo le decía: ‘Papi, no me siento listo’. Quería aprender y practicar y él me decía que era el momento. Me decía que sería el Menudo de la salsa. Imagínate, Menudo que era la sensación más grande de la historia”, expresó el artista en entrevista telefónica, al confesar que era de los chicos que soñaba con integrarse al popular quinteto, pero no lo aceptaba ante de los demás.

Para ese entonces, el vocalista tenía 16 años, por lo que sus interpretaciones tenían en la mira a esta población. “Empecé a los 15 años, aunque para el disco pasó un tiempo. Mi viejo me decía que llegara a un público joven. Por eso, Amor de colegio. Se lo agradezco a mi viejo”, añadió.

Reconoció que muchos no toleraban su música, empalagosa para algunos, aunque para otros perfecta para ser dedicada al novio o la novia.

“Hubo quien siempre comentó, pero de manera general, no necesariamente conmigo. Es irónico y gracioso, porque no les gustaba, a pesar de que los músicos y arreglistas eran los mismos que usan otros como Frankie Ruiz, Gilberto (Santa Rosa). Respeto cada época y nadie le roba a nadie. Es igual que los que criticaron el reguetón. Un artista no quita ni resta, sino que trae una propuesta que llena un espacio vacío. Logré llegar a un público que no escuchaba salsa”, puntualizó.

Comentó que desde adolescente tenía claro que solo se mantendría en la música  trabajando sin descansar. Y esa mentalidad es la que hace que en la actualidad sus canciones se escuchen con fuerza en Perú, el país que más ha visitado, Colombia, Ecuador y Venezuela.

“Como dice Lalo Rodríguez: ‘He luchado por lo mío, no he sido un vago de calle, no descargué en mi triunfo la frustración que te atañe’. El éxito de alguien no te hace culpable del fracaso de otros”, dijo.

Expresó que para llevar ese ritmo de trabajo a sus 42 años tiene que divertirse, además de que no está pendiente de los pasos de sus colegas. 

“Trato de hacer lo máximo para que esto sea divertido. No sigo a nadie ni me interesa. Solo me divierto”, acentuó quien mantiene su residencia con su familia en Puerto Rico, aunque tiene una propiedad en Orlando.

Su manera de divertirse no significa que no tome su trabajo en serio, y más si  se trata de la plaza de Puerto Rico. El coach de La Voz Ecuador indicó que si no toca con frecuencia en su país es porque no ha querido “saturarse”.  “Quiero que cuando me presente la gente diga que valió la pena”, comunicó.

Así espera que sus fanáticos se pronuncien en el concierto Los reyes de la salsa, en el que compartirá la tarima con Eddie Santiago.  El espectáculo se llevará a cabo el 24 de octubre en el Coliseo de Puerto Rico, en Hato Rey.

Por una hora y media, el artista promete dar un paseo por los éxitos que lo dieron a conocer y por sus canciones más recientes. “Hemos hecho medleys y nuevos arreglos. Habrá bailarines. Será salsa, pero también estará fusionada con pop porque he hecho ambas cosas en mi carrera. Tengo invitados que la gente no espera ver”, dijo sin revelar los nombres.

Para Jerry Rivera, pisar la misma tarima que Eddie Santiago es un “halago”. “Cuando era un pela gato en patineta, Eddie era conocido mundialmente. Ha puesto el nombre de Puerto Rico en alto y lo admiro. Es un honor que me hayan invitado con él”, expresó el padre de Lizzie (23),  Gerardo (22) y Zelina (16).

Después de esta presentación, el cantante espera entrar al estudio de grabación para lanzar su próximo disco en el 2016.

En marzo pasado, el cantante se escuchó en la radio con el tema de bachata Noche de bohemia junto con el intérprete dominicano Anthony Santos. Esta incursión en este género forma parte de la etapa que vive en la que solo quiere divertirse, como reiteró. “Si siento que estoy trabajando, no lo quiero hacer. En este punto de mi carrera y vida, me estoy divirtiendo al máximo. El disco tendrá elementos divertidos”, indicó.

Fuente: PrimeraHora

You May Also Like

WhatsApp chat